La Fiscalía General de la República (FGR) debe ejercer su facultad de atracción en el caso de María Elena Ríos Ortiz, quien fue atacada con ácido en la ciudad de Huajuapan de León, Oaxaca, y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitir las medidas cautelares necesarias para garantizar su integridad y la de su familia, emplazó el senador Salomón Jara Cruz.

Dijo que la intervención de la FGR es necesaria porque a más de noventa días de haberse presentado la denuncia, no hay avances en la investigación que den paso a la detención del responsable de un acto de violencia feminicida como lo fue lanzar ácido al rostro y cuerpo de María Elena Ríos, “pero no debe extrañarnos la ineptitud e ineficacia de la Fiscalía, Rubén Vasconcelos debe concentrarse en acciones de primera prioridad, como dar entrevistas a medios de comunicación”, mencionó el legislador morenista.

La CNDH, explicó Jara Cruz, debe investigar la actuación el Fiscal General del Estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos; el Secretario de Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla; y la titular de la Secretaría de la Mujera de Oaxaca, Ana Vásquez Colmenares, por posibles violaciones a los derechos humanos de Ríos Ortíz, pues inicialmente le negaron atención médica especializada, acompañamiento jurídico, sicológico, y las medidas de protección para la joven y su familia.

“Es indignante que funcionarios de tres instancias gubernamentales del estado hayan actuado con dilación y omisiones ante la denuncia presentada por María Elena y su familia y la exigencia de atención médica inmediata; negligencia que continuaría de no ser por la atención mediática y del Presidente de la República”, acusó el legislador morenista.

“Las y los oaxaqueños debemos alzar la voz y exigir que los funcionarios públicos que fueron contratados para servir al pueblo cumplan con su responsabilidad y si no lo hacen, deben ser separados de su cargo de manera inmediata”, concluyó el senador Salomón Jara Cruz.

Por REMM

Deja un comentario