ARENA POLITICA

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

GOBERNADORES POLITIZAN EL COVID- 19

El presidente de México, Adres Manuel López Obrador, los gobernadores de las entidades y presidentes municipales, ante la falta de un programa homogéneo y conjunto, están tomando sus propias medidas de reactivación económica y sanitarias para combatir y prevenir los efectos del coronavirus- COVID- 19, que en su segunda fase está causando estragos insospechados en contra de la humanidad.

Desde luego que esto resulta contraproducente, pues, si cada gobernante hace lo que le parece y de acuerdo a sus convicciones políticas, ante el próximo proceso electoral del año 2021, las medidas que se tomen serán contraproducentes y por supuesto que habrá duplicidad de funciones entre el gobierno federal, los estatales y municipales, que están actuando a la deriva y de acuerdo a sus propias concepciones.

Es decir, no hay un criterio conjunto entre dichas autoridades, ante los intereses de los gobiernos en turno, pero sí, están aprovechando la pandemia como trampolín político, es decir, están politizando el tema de la salud de los mexicanos, sobre todo, los gobiernos de las entidades, que militan en partidos opositores al presidente Obrador (MORENA), no ven la propagación del COVID- 19, desde el punto de vista humanitario, sino como un tema político, culpando al presidente de México, a quien achacan una sarta de torpezas en las medidas sanitarias y de reconstrucción económica, pero no es así. Es una treta política de los conservadores.

En consecuencia, el presidente ya dio a conocer su Plan de Reactivación Económica para resarcir los daños a la economía nacional, que está provocando la pandemia referida, que incluye a las entidades, cuyos gobernadores están planteando programas semejantes a las del gobierno federal, lo que por cierto incurrirá en fallas técnicas y administrativas. Esto va a repercutir en el derroche de los recursos económicos y materiales, sin

menoscabo de los cuantiosos fraudes en los gobiernos del PRI, PAN y PRD, como en el viejo sistema neoliberal.

MURAT EN EL OJO DEL HURACAN.

En este sentido, en Oaxaca, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa ya dio a conocer su plan de reactivación económica y de atención al coronavirus con una serie de medidas aun no detalladas; lo que por cierto, llama la atención es la inversión de mil 270 millones de pesos en apoyos e incentivos a las empresas para que estas no cierren sus puertas y en consecuencia, despidos masivos de trabajadores, esto para conservar 20 mil empleos; asimismo anunció 100 millones de pesos para créditos preferenciales, la condonación del 50 por ciento sobre la nómina y el impuesto de hospedaje.

Sí, pero la inconformidad crece en la burocracia debido a que el gobierno estatal, simulando al gobierno federal, anunció que descontará a los trabajadores de confianza el 10 por ciento de sus salarios por tres meses para el fondo de reactivación económica, por lo que ya existe la inconformidad y el rechazo de dicho gremio, salvo los de alto nivel, pero no en los que ganan ocho mil pesos mensuales.

Son programas del gobierno federal, por lo que se presume la duplicidad de funciones y el cruzamiento de los programas de acción, con referencia a la reactivación económica del país, que comprende los mismos beneficios que ofrecen los gobiernos estatales, como el de Oaxaca, sin importar que tengan que endeudar a sus entidades, por lo que se presume que habrá fraudes con miras a destinar los millonarios recursos económicos a las elecciones de diputados, presidentes municipales y gobernadores, en otras entidades del país para el año 2021.

Es por eso, que en Oaxaca, de inmediato alzo la voz la LXIV Legislatura del Estado para manifestarse en contra del plan de reactivación económica del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, que desde luego, no está claro y bien fundamentado, además son programas federales, por lo que el representante de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Horacio Sosa Villavicencio, dijo que no es así, y pidió la instalación de una mesa de trabajo, conjuntamente con el gobierno estatal para revisar dichas acciones y reprogramar el presupuesto de egresos del 2020 para evitar el mal uso de los

101 mil millones de pesos destinados por la federación a ejercerse en el presente año en Oaxaca.

Así, la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado manifestó, que recientemente, los diputados locales autorizaron un empréstito al gobierno estatal, del orden de los tres mil 500 millones de pesos, no para la reactivación económica, sino para obras y servicios sociales de los oaxaqueños, de los cuales no hay claridad ni se ven los trabajos correspondientes.

La situación empeora porque anteriormente el mismo Congreso le autorizó al gobierno estatal, otro empréstito de 200 millones de pesos para la reconstrucción de la región del Istmo de Tehuantepec, dañado por los efectos de los sismos de septiembre del año 2017, que tampoco fueron transparentados, lo que ha sido motivo de discusión y reproche de la Cámara de Diputados, más porque gobernadores de esta entidad han dejado una deuda de 16 mil millones de pesos a pagar en 25 años, es decir, Oaxaca está hipotecado.

carloscastellanos52@hotmail.com

Por REMM

Deja un comentario