Columna invitada

    ARENA POLITICA

Mario CASTELLANOS ALCAZAR 

 SECCION 35 DE SALUD, DESATIENDE AL COVID- 19 

                Que decir, que no, nos está yendo muy bien con la pandemia del coronavirus- COVID- 19, en lo sanitario, en lo político, económico y social, es decir, nos llueve sobre mojado y solo nos espera el repunte del virus anunciado por la Secretaría de Salud para el próximo 6 de mayo, que llegará a su máxima expresión y de ahí, empezará a descender, si la fuerza de la naturaleza, así nos lo permite. 

                Sí, en las últimas semanas, en Oaxaca, se incrementó la pandemia en un mil por ciento de personas intubadas, pero eso no importa a la Sección 35 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud, con sede en Oaxaca, que agrupa a más de diez mil médicos, enfermeras y administrativos, pues por encima de todo, primero está su ambición política, la de elegir a su nuevo comité sindical. 

              Como se dice coloquialmente, por este hueso, el gremio sindicalizado se está dando hasta con la maseta y deja en segundo término la atención a los pacientes del coronavirus, que hasta el día de ayer eran 163 casos confirmados, 22 muertos, 832 notificados y 63 sospechosos, pero eso no cuenta para la Sección 35 de Salud y los protagonistas que aspiran a la nueva dirigencia sindical. 

                Es que la Sección 35 que actualmente dirige como Secretario General, el enfermero, Mario Félix Pacheco, no está en la pandemia, sino en la grilla, en el jaloneo, la estira y afloja, en los golpes bajos, patadas y zancadillas para imponer a como dé lugar a los idóneos que le cubran los fraudes y marrullerías al comité saliente. 

                 Ya, en la base de los trabajadores, es de todos conocido, que Félix Pacheco está mangoneando a los delegados sindicales para dejar su sucesor,  Omar López Sánchez, auxiliar, paramédico, por lo que el gremio pide a gritos que los represente un doctor, que conozca del ramo y tenga pleno conocimiento de la medicina para evitar que lleguen al sindicato los mercenarios e improvisados. 

        Los trabajadores están hartos que los dirijan sindicalmente enfermeros, ingenieros, administrativos e intendentes, como ha ocurrido en los últimos comités directivos, que mediatizan las demandas de la base y se entregan en charola de plata al gobierno estatal o federal- y lo único que hacen es fomentar la corrupción y por consiguiente el enriquecimiento ilícito. 

         Eso, ya está visto, en los comités, que estuvieron en poder del Ingeniero, Jenoé Ruiz López, Antonio Cruz López y el actual Mario Félix Pacheco, que sin ser médicos, han creado un sedimento caciquil y por supuesto han saqueado las arcas del sindicato, vía cuotas sindicales, pero se han convertido en un lastre que quitan y ponen a sus sucesores. 

        La corrupción en la Sección 35 ha dado lugar a que este sindicato este totalmente dividido- y por decir, hay tres Sindicatos Independientes, que no tienen nada de contenido, más que la disputa del poder, además de no tener militancia y solo sirven para colocar a sus familiares y allegados, sin faltar los segundos frentes. 

           Uno de estos, es el Sindicato Independiente de los Trabajadores y Profesionales de la Salud (SITYPS), que dirige el odontólogo Ulises Cortes Maldonado, que se desprendió de la Sección 35, y por cierto, no tiene militancia, pues los 150 afiliados que tenía laboraban en lo que fue el Seguro Popular, ahora desaparecido. 

   Del SITYPS se desprenden otros dos sindicatos independientes, que tampoco tiene militancia, también por los signos de corrupción que impera en estos organismos satélites que se han convertido en un lastre para la democracia sindical- y todo es corrupción sobre corrupción, incluso en la misma Sección 35, que es el sindicato titular, es lo mismo, y algo peor, porque maneja los recursos del gremio. 

         Con lo que respecta a la sucesión del comité seccional, existe una lucha sin cuartel. Todos contra Todos, Los mismos protagonistas para llegar al poder: Omar López Sánchez, hijado de Mario Félix Pacheco, Albero Vásquez San Germán, disidente de la Sección 35, quien funge actualmente como Secretario de la Subsección 07 del Hospital “Aurelio Valdivieso”, quien advierte que hará una alianza con los viejos dinosaurios, que han pasado por el poder, entre estos Jenoé Ruiz López, Antonio Cruz López y el aspirante Roberto Guijón Ruiz, entre otros miembros del monopolio caciquil, que han llevado a la Sección 35 al vertedero político. 

         Sí, pero hay otro esquirol, que viene sin ton ni son, como lo ha hecho cada que hay elecciones en la Sección 35, se trata del Secretario del Sindicato independiente de los Trabajadores y Profesionales de la Salud, (SITYPS), Saúl Ulises Cortes Maldonado, quien fue expulsado de la 35. Y ahora trata de participar en la elección del comité titular, pero eso lo hace con el fin de dividir, confundir y provocar la violencia en contra de Mario Félix y en favor del bloque disidente que encabeza, Alberto Vásquez San Germán. Ya en el SITYPS, lo tiran de loco, además porque reprime a sus propios integrantes. 

           Vaya, treta política que hunde en la corrupción a la Sección 35. 

 

          

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: