Uncategorized

    ARENA POLITICA

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

SUSANA HARP ENTRO DE MALAS.

                  No se ve la senadora Susana Harp Iturribarría en Oaxaca y todo hace suponer que entró con el “pie izquierdo” en la función que le encomendó el presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que se presume que tiene algunos problemas porque hasta el fin de la semana pasada no había tramitado su permiso en el senado de la república.

                Si bien, recordamos, el pasado 8 de mayo del presente año, el presidente López Obrador, la comisionó como delegada especial en Oaxaca para coordinar los trabajos relacionados con el combate del coronavirus COVID 19, en representación del gobierno federal, es decir, sería el enlace entre el gobierno federal y el estatal.

               Todo, en atención a que en Oaxaca los contagios de la pandemia van en ascenso y por consiguiente el gobierno federal trata de reforzar las acciones para contener el avance del virus, pero todo resulta negativo porque los contagios van de menos a más y se espera un brote en las próximas dos semanas, por lo que esta entidad tendría que ser atendida para evitar más muertes de oaxaqueños.

              Resulta que Susana Harp Iturribarría no ha dicho esta boca es mía, ningún proyecto o nuevas alternativas para contener la pandemia y asimismo la coordinación entre el gobierno estatal y federal es letra muerta pese a las carencias que existen en esta entidad en donde no hay los medicamentos ni equipos, menos la infraestructura hospitalaria, pero sí, mucha corrupción en el sector salud.

            Lo que sí, es cuando se necesita de la participación activa de la cantante Susana Harp Iturribarría, más, cuando hoy inician actividades productivas en los 203 municipios oaxaqueños conocidos como de la esperanza por el hecho que en estos no hay casos del coronavirus o están de muy lejos de las regiones infectadas, sin embargo, existe sicosis entre las comunidades porque no sabe qué hacer ante la confusión existente,  debido a que no existe la orientación correspondiente y por lo mismo, cada autoridad está tomando las medidas de acuerdo a sus usos y costumbres y la capacidad de las autoridades.

        Habría que reconocer que el gobierno estatal está perdiendo el control en los municipios en donde supuestamente iniciarán actividades productivas el día de hoy 18 de mayo tal como lo estableció el gobierno federal a través del Consejo Nacional de Salubridad, en la supuesta primera etapa de la reactivación económica para evitar mayores daños a la economía estatal y nacional.

           Sí, pero todo es contra producente, porque desde antes de la primera etapa de la reactivación económica, en la misma capital oaxaqueña, los comerciantes ambulantes y establecidos rompieron con la cuarentena y la suspensión de las actividades no necesarias- y en un acto de rebeldía mandaron al carajo las disposiciones del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien previamente había decretado el cierre de los comercios no preferenciales a los que aplicaría sanciones, clausura de negocios, pero también, el arresto hasta por 36 horas a los oaxaqueños que no usaran el cubre bocas y otras medidas de mitigación.

              Resulta que, en Oaxaca, no es como lo pinta el sector salud, ni estamos a la baja. Hasta el 16 de mayo tenemos 416 casos confirmados, 67 muertos, 821 negativos y 220 sospechosos, entre estos, 60 trabajadores de la salud contagiados, es decir, positivos, según lo informó el director de Prevención y Promoción de los Servicios de Salud, Mariel Pizarro.

             Son 27 médicos, 30 enfermeras y 3 auxiliares los positivos, de estos, dos muertos. En el Hospital “Aurelio Valdivieso” hay dos contagiados, sin embargo, las cifras van en aumento cuando todo parecía que la curva había descendido, pero no, porque se perfilan nuevos casos, ante la falta de pruebas y mucha gente que no se había dado cuenta que estaba contagiada, lo que ahora representa un reto para el gobierno estatal.

        El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa había manifestado en la mañanera del gobierno federal, que todo estaba bajo control en esta entidad, manifestando su beneplácito, que en 203 municipios oaxaqueños no había un solo caso de contagiados, sin embargo, estos, están en una crisis y no saben si regresar o no a las labores cotidianas, hoy 18 de mayo como ya se había establecido. Mientras tanto la senadora Susana Harp Iturribarría, está en el sueño de los justos.

        carloscastellanos52@hotmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: