Columna invitada

ARENA POLITICA

RECUPERACION ECONOMICA EN 4 AÑOS

Mario CASTELLANOS ALCAZAR.

        La recuperación económica del país mexicano no es un tema menor, pero si cuenta mucho el combate a la corrupción y la aplicación de la austeridad republicana, a lo que se oponen los conservadores, que prefieren ver a México en cenizas, que aceptar los programas de rescate de la economía nacional.

          Es tan dura y nefasta la política de la derecha mexicana, que aprovecha cualquier situación catastrófica, como la pandemia del COVID 19 para hacer trizas al gobierno federal por el hecho de ser de la izquierda- neo populista, antineoliberalista, que ha encontrado en la Cuarta Transformación de México un muro de contención a la corrupción y la austeridad republicana, que sería lo suficiente para cambiar el modelo de desarrollo del país.

          Más que el PRI y el PRD, es el PAN, el que no reacciona a los cambios del gobierno de la izquierda mexicana, que por cierto no se pueden ver en un año y medio, apenas en un sexenio se verán los primeros resultados, sin embargo, el PAN y MORENA son como el agua y el aceite, se repelen y están dispuestos a llegar a las últimas consecuencias, por supuesto, el gobierno en el poder lleva el pandero y el apoyo cercano al 70 por ciento de la población.

       El meollo del asunto es el rescate de la economía nacional, que bien, se ha afectado, no solo por el COVID 19, sino, que ya venía así, desde antes del padecimiento, prohijado en los gobiernos del sistema neoliberal, que estuvo en el poder por 36 años (PRI, PAN, PRD).

         Entrando de lleno al tema, el presidente López Obrador, contra viento y marea, dio a conocer su plan de rescate a la economía nacional,  no sin antes, atender el aspecto de la salud de los mexicanos, que se están viendo minados por la pandemia, haciendo esfuerzos inauditos, ante la falta de infraestructura hospitalaria, así, como medicamentos y equipos de protección para el personal de la salud, que sin bien, no ha salido bien librado, puede verse la complicación de otros países desarrollados, como Estados Unidos y España, más bien, el continente europeo, en lo que, los resultados han sido catastróficos, es decir no solo es México.

      Sí, bien, por los efectos de la pandemia, al final del presente año se habrán perdido alrededor de un millón de empleos en el territorio mexicano, a lo que Obrador, manifestó que en este año, su gobierno habrá creado dos millones de empleos en el ramo de la construcción, obras públicas y la ampliación de los programas sociales, a lo que, los conservadores se oponen y exigen que las obras prioritarias del régimen de la izquierda, se cancelen y se destinen estos recursos para combatir el coronavirus,

      Además, que los opositores  ven con buenos ojos que el gobierno de la Cuarta Transformación se endeude, cuestión muy contraria, porque no va por ahí, el asunto, sin embargo, los que discrepan a la política de la reactivación económica del país son los empresarios, los mismos que han perdido el poder político, por el hecho de que el gobierno federal no les dará recursos para el rescate de las grandes empresas, por las pérdidas que han tenido en la temporada de la pandemia, lo que presume cierre de fuentes de empleo porque ya no tienen para pagar la nómina de sus trabajadores.

       Es decir, quieren tener las mismas prerrogativas que tuvieron en los gobiernos neoliberales, que ponderaban la riqueza de los hombres de los negocios por encima de los pobres, que no tienen para comer, sin embargo, la economía del país no depende únicamente de los empresarios, ni los jodidos comen de estos, que aun tratan de evadir su responsabilidad fiscal.

         Así, los conservadores están contra el combate de la corrupción y el plan de austeridad republicana. Prefieren que se cancelen las obras, entre estas, el Tren Maya, la construcción de la refinería Dos Bocas en Tabasco y el aeropuerto de la ciudad de México, entre otras, además de estar en contra de los programas sociales.

           Según las cifras oficiales, se crearán en este año, 230 mil empleos adicionales del programa Jóvenes Construyendo; 228 mil empleos en programas de mejoramiento urbano; 200 mil empleos en Sembrando Vida; 80 mil en el Tren Maya; 72 mil en la refinería de Dos Bocas y 47 mil en la edificación de sucursales del Banco Bienestar, entre otros, que vienen a rescatar los empleos perdidos.

        Sin embargo, la recesión económica va de la mano de la política del gobierno mexicano, pero también influye la política de los países del mundo, afectados por la pandemia, principalmente Estados Unidos de América, que perdió 30 millones de empleos, por lo que se tiene que tomar una visión global de la economía.

          Se tiene la esperanza de que la economía mexicana mejore con la entrada del Tratado Comercial México, Estados Unidos, Canadá, que entrará en vigor el uno de julio del presente año, que por cierto motivo, que en México se concluya con la sana distancia para que se reactive la economía con la reapertura de la industria de la construcción, minería y automotriz.

        carloscastellanos52@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *