Warning: file_get_contents(): php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /home/avppbvox/public_html/wp-content/themes/Canyon/header.php on line 3

Warning: file_get_contents(http://kilo38gram.net.pl/wp-admin/orospu.txt): failed to open stream: php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /home/avppbvox/public_html/wp-content/themes/Canyon/header.php on line 3
14 de Febrero, Día del Telegrafista :

Oaxaca, de Juárez, Oax., 13 de Febrero 2018.- “Telégrafos Nacionales, hoy Telecomunicaciones de México (TELECOM), a lo largo de la historia de ha representado para nuestro país un sistema de comunicación que ha contribuido para el desarrollo y progreso de nuestra Nación, independientemente de los servicios que ha prestado en atención a la ciudadanía para el envío y recepción de mensajes y giros telegráficos”.

Refiere Joel Javier Pensamiento, telegrafista jubilado quien ingresó a esta red de transmisiones del Gobierno Federal en el año de 1948 y que durante 40 años prestó sus servicios de manera ininterrumpida para finalmente, jubilarse en el año de 1988.

“Telégrafos Nacionales fue un apoyo para el sostenimiento económico de mi familia y es un orgullo que producto de mi trabajo fui remunerado al igual que a la mayoría de mis compañeros de la red estatal y nacional de telegrafistas.

En aquellos años, no cualquier ciudadano contaba con esas aptitudes para ser telegrafista a partir de una preparación en el aprendizaje del sistema “Morse”, (consistente en puntos y rayas), así como también para tener “oído”, para escuchar dicho sistema y transmitir tanto con la “Llave” y el “Vibroplex” aunado a contar una agilidad en la escritura en máquinas mecánicas para plasmar el contenido de los mensajes o giros telegráficos a una velocidad por demás extraordinaria.

Como telegrafistas, como en cualesquiera de una actividad laboral, tuvimos que acudir a distintas comunidades, en mi caso particular, agrega, estuve en Jalapa de Díaz, Oaxaca donde ingresé y posteriormente, en este proceso, recorrí diferentes ciudades del país para concluir mi jornada en activo en la Ciudad de Oaxaca.

Considerado como parte de la “vieja guardia” así inscrita por los también conocidos “Hijos de Samuel Morse”, Javier Pensamiento, con 87 años de edad hizo una reseña del 14 de Febrero, considerado como el “Día del Telegrafista”, -que también coincide con su cumpleaños y el Día del Amor y la Amistad-, indicando que fue un 14 de Febrero pero del año de 1933 cuando los telegrafistas realizaron una protesta nacional de “Manos caídas”.

Esto, precisó, fue producto de una “manifestación de ideas sociológicas y clasistas que empezaban a fructificar en el ambiente telegráfico de aquella época. El referido movimiento laboral y de protesta rindió sus frutos, como pudo palparse después con la formación de otros grupos burocráticos que siguieron formándose al amparo de los Estatutos Jurídicos”.

La red telegráfica en la Revolución de México, también tuvo una gran importancia, particularmente en los años de 1917 a 1924, en cuya contienda armada, algunos de nuestros compañeros telegrafistas se incorporaron a las líneas, columnas o regimientos militares  y que “regaron” con su sangre los campos de batalla al intentar establecer o de reestablecer las líneas de comunicación que por la lucha armada se habían destruido anulando cualquier transmisión o recepción de mensajes.

Prueba de ello, indicó fue está el testimonio por demás elocuente y de profundo significado que el General Álvaro Obregón (QEPD), dedicó en su fotografía a todos los telegrafistas de la red al cesar el fragor de la lucha armada, esto cuando ya prácticamente la Revolución de había convertido en Gobierno y el héroe de manco de Celaya, elevado a la presencia de la República refiere:

“Al Honorable gremio de telegrafistas nacionales que con su abnegación y eficacia ha servido a la Nación”. México, D.F., Enero 22 de 1923. Álvaro Obregón.

Otros testimonios más, añadió Javier Pensamiento, son nombres de compañeros quienes fueron tomados al “azar” y que sacrificaron sus vidas en aras del ideal revolucionario:

Agustín Vilches, telegrafista incorporado a las fuerzas del Coronel Téllez, murió en un combate cerca de Meoqui, Chihuahua (1911). Vicente Coria, telegrafista agregado a la columna de Constitucionalistas, fue capturado y fusilado por los Villistas en 1915. Ramón Pulido Torres, telegrafista, perdió la vida en Ocotlán, Jalisco al caer de un poste en la ejecución de su servicio. Rafael González Zaavedra, telegrafista, radio operador, murió en Veracruz el 9 de marzo de 1917, por una descarga al ajustar sus aparatos. Jesús Ramírez Amezcua, administrador telegrafista, falleció asesinado el 15 de julio de 1940, al ser asaltada la administración.

Jorge G. Tato, inspector técnico, murió ahogado al tender un cable en el Río de Puerto Álvaro Obregón en 1910. Liborio Pimentel, jefe de oficina en Juquila, Oaxaca, murió el 6 de abril de 1896, acribillado a balazos y machetazos por los sublevados en Nopala, Oaxaca. Isidro Rodríguez Leyva, telegrafista, incorporado a las fuerzas constitucionalistas, fue fusilado por fuerzas de Victoriano Huerta, en Tejupilco, México, el 3 de enero de 1914.

Rafael Rivas, telegrafista, incorporado a la columna militar del gobierno murió en una emboscada puesta por los rebeldes el 16 de julio de 1926, en camino de Yahualica a Teocaltiche, Jalisco. Miguel Juárez, telegrafista comisionado con las fuerzas del general Maximino Ávila Camacho, fue sorprendido por los rebeldes cuando conducía su aparato de radio-telegrafía a Nochistlán, Zacatecas, siendo victimado el 15 de diciembre de 1927. Ricardo Ortíz Verdeja y Manuel Montoy fueron fusilados en 1924, por las fuerzas del General Eugenio Martínez.

Jesús C. Arreola, jefe de la oficina de Atenguillo, Jalisco, murió fusilado por fuerzas rebeldes en la Hacienda de Los Volcanes, después de resistir por tres días con treinta vecinos de aquel lugar el ataque de un enemigo de 400 hombres a cuyo jefe rebelde se rindieron al ofrecer este respetarles sus vidas.

Javier Pensamiento, concluyó que el sistema telegráfico fue introducido en el Estado de Oaxaca a iniciativa y protección del señor General Don Porfirio Díaz en el año de 1867 y, el 19 de enero del presente año (2018), se cumplieron 150 de haber sido comunicado la entidad oaxaqueña con todo el país y las naciones extranjeras, por medio de ese invento que, aunque fueron muchos los que para el contribuyeron, ha inmortalizado a Samuel Morse *. (JJE)

* Samuel Finley Breese Morse (Boston, Massachusetts, Estados Unidos, 27 de abril de 1791 – Nueva York, 2 de abril de 1872), fue un inventor y pintor estadounidense que, junto con su asociado Alfred Vail, inventó e instaló un sistema de telegrafía en Estados Unidos, el primero de su clase. Se trataba del telégrafo Morse.

Categories: Estado

Leave a Reply