En esta décima edición del festival “KORPK Atspi” festival de danza  que presenta  Santa María Tlahutoltepec y que se lllevará a acabo del 13 al  17 de agosto  en donde habrá gastronomía, artesanias  y bailes de la misma región señalo Irma Guierrez Díaz, coordinadora general de  festival “KORPK Atspi” festival de danza.

De igual manera indico que lo que se ha comentado en el texto de la Danza de los Negritos, sirve también para conocer la historia de la Danza de San José. Por ejemplo, que es de la época colonial y que la enseñaron los evangelizadores dominicos como un recurso para enseñar la doctrina cristiana.

Cabe mencionar que los integrantes participan en las dos danzas, por este motivo no se repiten las relaciones.

En el mismo marco el Presidente municipal Cirilo Pacheco Cardoso sostuvo que esta festividad  se realiza en honor al santo patrono  que es ” Santa Maria Asunción”, por lo que toda la comunidad participa.

Pero, partamos de la plática del día 25 de febrero de 2007, cuando el señor Darío Manuel Flores también brindó información sobre la Danza de San José. Al respecto, dijo que antes ya se había presentado esta danza y que la enseñó un maestro de San Melchor Betaza. Luego, comentó que los señores Jesús María Rojas, Honorato Ramírez y Daniel Martínez platicaron sobre la conveniencia de recuperarla. Entonces se reunieron Honorato Ramírez, Juvencio Martínez Díaz, él y otros señores que ya habían participado, con el fin de recordar los pasos y la música. Gracias a ese empeño se ha conservado esta danza y la podemos disfrutar en las fiestas patronales que se celebran a fines del mes de enero y junio.

Anteriormente el Comité de los danzantes preparaba el espacio echando agua en el piso de tierra, antes del inicio y en el intermedio, para prevenir que se levantara el polvo. Una vez que los pisos fueron de concreto, se barre y se lava bien como parte de los preparativos generales de la fiesta.

Actualmente, la presentación de las danzas se hace frente al palacio municipal, en la cancha deportiva y, desde hace dos o tres años, en el atrio del templo. Allí se puede apreciar a los danzantes vistiendo chaleco y pantalón corto de tercio­pelo multicolor, adornados con lentejuelas y chaquiras blancas y flecos dorados en el borde inferior. También llevan camisa blanca, sombrero de palma, paliacates de seda en el hombro y en la mano, máscara de madera, medias y huaraches. En los danzantes mayores su traje se complementa con una pequeña falda plisada colocada sobre el pantalón. En el traje infantil y juvenil, el chaleco es largo, fruncido en la parte posterior de la cintura y ajustada con dos tiras del mismo chaleco. Tiene parecido al saco antiguo de los labradores españoles.

El bastón forrado en espiral con dos tiras angostas de diferente color, que llevan en la mano derecha, descansándolo ligeramente en el hombro, es atractivo al ocuparlo en la coreografía de uno de los sones de la primera parte.

Son ocho danzantes. Uno de ellos representa a José. Federico Villanueva Damián recuerda que por los años setenta, un varón con elegante vestido de seda, rebozo cruzado en los hombros, máscara de madera, sombrero de palma, medias y sandalias, representaba a María. Actualmente es una mujer con el mismo tipo de vestuario.

Un viejito, generalmente el mismo que acompaña a los Negritos, viste igual que en la otra danza, pero con un bastón largo con una rueda arriba, en donde están colgados diferentes caramelos. El viejito completa los personajes, pues en la dramatización él es el abuelito. Y el niño, que representa a Jesús, era antes un muñeco de pasta europea que al recostarlo cerraba los ojos y al levantarlo sacaba ligeramente la lengua dando al rostro una apariencia de agradable sonrisa. También se le podían mover los brazos y las piernas. Desde los años noventa participa, sin darse cuenta, un muñeco vivo de alguna familia de la comunidad. Éste se mueve todo y cuando llora fuerte la gente se divierte y la mamá, que está cerca con el público, se angustia.

La evidencia de que esta danza la enseñaron los evangelizadores dominicos con el fin de catequizar se encuentra en el primer verso del cuarteto 4 de la Danza de San José que se conserva en la comunidad zapoteca de Yalalag:

Levántate, levántate, Jesusito,

vamos a ver quién te carga,

buscaremos a los danzantes

para que dejes de llorar.

Y el sentido religioso también se nota cuando al final canta José:

Párate, párate, hijito,

hoy estamos de fiesta.

Vamos a ver al señor

“Nuestro Patrón, San Juan Bautista”.

Anteriormente el nombre de Yalalag era San Juan Yalalag, refiriéndose a San Juan Bautista, por eso se menciona en el verso anterior. Su nombre actual es Villa Hidalgo Yalalag. De los cuatro barrios que tiene Yalalag: San Juan, Santa Catarina, Santa Rosa y Santiago, el barrio de Santa Catarina es el encargado de presentar y preservar la Danza de San José.

En los versos de la danza de San José, en Ayutla, no hay alusión directa al Niño Jesús. La investigadora japonesa, Etsuko Kuroda, observó esta danza en 1973, tomó hermosas fotos y registró los versos obtenidos por cortesía de María del Socorro Ramírez Olivera, hija del señor Honorato Ramírez Nazario.

En comunicación telefónica con Socorro Olivera, el lunes 27 de marzo de 2017, recordó que, siendo niña, memorizó todos los versos de San José porque los ensayos se realizaban en su casa y, a solicitud de Estuko Kuroda, los escribió como se acordaba. Mencionó que ensayaban por las tardes por uno o dos meses, sobre todo cuando se acercaban las fiestas patronales. Su papá, el señor Honorato, falleció cuando ella tenía nueve años.

También contó que su mamá, la señora Petronila Olivera, le platicó que, por encargo del señor Daniel Martínez, llegó un maestro de Villa Alta para enseñar la danza. Los señores Darío Manuel Flores, Francisco Manuel Pacheco, su esposo Honorato y otros ensayaban en su casa. También le dijo que el muñeco lo compró su esposo a través del Padre Domitilo Ruiz, párroco diocesano de Ayutla por esos años. Kuroda no conoció al Sr. Honorato, pero sí a la esposa, la señora Petronila Olivera, quien la recibió en su casa como en familia. Ella la llamaba nän Petron y pudieron compartir generosamente dos culturas diferentes. Socorro menciona que Etsuko decía que Ayutla era su pueblo.

En su libro Bajo el Zempoaltépetl. La sociedad mixe y sus rituales (1993), Etsuko Kuroda, incluyó los versos que Socorro había memorizado. En dichos versos no se menciona el nombre de Jesús, ni en los versos que actualmente se cantan y que en general son los mismos.

Es una danza que gusta mucho. Los papás acuden con sus hijos. Las niñas, los niños y las personas mayores interactúan con los danzantes principalmente en el intermedio cuando, cantando los versos y bailando alternadamente hacen una atractiva escenificación.

 (Entrega el nieto a José. Se dirige a María y pasan al centro a bailar muy animados. Con el baile del abuelo con su nuera termina el intermedio teatral y continúa la segunda parte de la danza)

El Comité de los Danzantes del año 2014, en coordinación con la Autoridad Municipal, emprendieron una serie de actividades con el fin de continuar fortaleciendo nuestra cultura a través de las danzas tradicionales. Por este motivo, la Presidente del Comité, la C. Eloísa Martínez Patricio, coordinó la integración del grupo, los ensayos, la adquisición del vestuario y la utilería. Apoyaron como maestros el C. Marcos Martínez Bautista, José Oriencio Morelos Marín e Isauro Matías Ramírez.

Como fruto de cuatro meses de ensayos, se presentó al público la primera parte de la Danza de San José el día 29 de junio. Primero se llevó a cabo la bendición de los niños y niñas que formaban parte del nuevo grupo, para posteriormente presentarse en público frente a la casa del pueblo; en el marco de la Festividad Patronal de nuestra comunidad.

El cuadro se integró con los siguientes niños y niñas: Leonardo Cres­cencio Martínez Martínez, Ricardo Martínez Galván, Brandon A. Zamora Martínez, Jared Ruiz Domínguez, Yadira Valdivieso Martínez, Ángel Ju­venal Martínez de Jesús, Ángel Damián Galván, Brayan Rafael Martínez Reyes, Jesús Antonio Galván, Carlos Jeremías Martínez Antúnez. Carla Sherlín Martínez Antúnez interpretó a María, Leonardo Crescencio Mar­tínez, a José, y Jared Ruiz Domínguez, al abuelo.

Al término de esta presentación se hizo un acto de reconocimiento al Sr. Aurelio Juárez Cruz. La Autoridad Municipal, en nombre del Comité de los Danzantes y de la comunidad, le entregó un diploma por sus años dedicados a la danza de Negritos y San José.

El señor Aurelio Juárez nació en 1939. A los 30 años ingresó al grupo de los danzantes y su participación ininterrumpida es de 47 años. En la Fiesta Patronal del mes de enero de 2017 todavía lo vimos acompañando a los danzantes y pendiente por si alguno se fatigaba y él dispuesto a suplirlo con sus frescos 78 años. Esto se llama “amor al arte”, esto se llama “vivir en grande”.

Tenemos que invocar la generosidad, el impulso y la perseverancia de los señores Honorato Ramírez Nazario, Darío Manuel Flores, Sixto Pérez Ruiz, Isauro Matías Ramírez y Aurelio Juárez Cruz para que nuestras danzas tradicionales persistan.

 DANZA DE LOS VIEJITOS

Tlahuitoltepec Mixe, Oax.

 Cuentan los abuelos que antes la humanidad vivía en la obscuridad y cuando salió el sol, ellos comenzaron a hacer movimientos extraños y a bailar de forma graciosa. Es una danza que ha sido heredada de generación en generación. Desde hace aproximadamente 60 años Don José Vargas lo ha conservado, ésta danza junto con otras tales como la danza de los arcos y los cubanitos. La danza es musicalizada por la Banda de Música y se presentan sobre todo en las festividades de la comunidad.

Esta danza es interpretada por 16 niños de entre 5 a 13 años, quienes asisten a los ensayos por invitación del coreógrafo. La danza está conformada por 12 sones, que se adapta a los tiempos que se solicitan en los diferentes eventos. En este año se realizará un homenaje especial al señor que lo ha dirigido todos estos años, ya que lo ha hecho sin recibir ningún tipo de remuneración económica.

 DANZA DE JARDINEROS

Zimatlán, Oaxaca

 La Danza de Jardineros originaria de San Juan Bautista La Raya.

Se inició bailándola en la Hacienda del Carmen que ahora es el panteón municipal de la comunidad, la Danza de Jardineros le baila al Patrón San Juan Bautista los días 24 y 25 de junio y a la Virgen del Carmen que dono el hacendado los días 16 y 17 de Julio, ejecutando diferentes números de bailes que dicen que duraban 2 días para realizar todos sus bailes hasta culminar con la pelea, los bailes son: Shiotis, Polka, Vals, 7 números de danzas, 4 cuadrillas, Varsoviana, Mazurca, Las jotas y sobre todo la pelea donde el Rey Moro y Rey Cristiano luchan para defender su religión, enmarcada dentro del género de danzas de conquista, diálogos, coreografías, vestuario y música, narran dancísticamente la lucha entre cristianos e infieles, saliendo finalmente triunfante el bando cristiano que pone su religión y creencias al bando enemigo. Los contendientes se remontan a personajes históricos de la edad media. De esta manera los frailes inculcaron la nueva religión a la población indígena, que acepto, adopto y adapto estas prácticas a su carácter profundamente místico. La danza debe ser integrada por 24, 20 y 16 elementos respectivamente.

La vestimenta y mascara originalmente fueron diseñadas por nosotros en la comunidad, la máscara anteriormente era de cera actualmente es de fibra de vidrio, nuestro arco era de una vara de monacillo adornado con flores de papel china en la actualidad es de manguera con flores artificiales. Esto es una muestra del sincretismo religioso que se ha vivido en México a partir de la llegada de la cultura europea, hace poco de más de 500 años.

 DANZA DE NEGRITOS COLMILLUDOS

Villa Hidalgo Yalalag, Oax.

 Una danza tradicional de villa Hidalgo Yalálag, conformada por 8 danzantes, así como de 8 sones melancólicos separados por un registro, es ejecutada de manera elegante a base de puntillas y evoluciones cadenciosas. El vestuario consta de pantalón negro, camisa blanca de manga larga, huaraches tradicionales hecho de Yalálag, chaleco adornado con listones en la parte trasera, mascara de madera en forma de jabalí tallada por artesanos de Yalálag, un gorro de cuero forrado con terciopelo y adornado con bolas hechas con estambre y en la punta del sombrero lleva la tradicional cruz triple de Yalálag con su respectivo collar, en más manos el danzante lleva una macana de madera en la mano izquierda y unas castañuelas en la mano derecha.

    COMPAÑÍA TIERRA INDEPENDIENTE, OAXACA

Leyenda para el Tule, obra infantil de danza + teatro + música

 Sinopsis: Hubo un tiempo en que se terminaba el agua, las hojas de los árboles caían sin vida. La Tierra casi devastada en manos de los hombres donde la vida terminaba con la muerte del agua. Condoy, el señor de la montaña, advierte que algo extraordinario debe suceder para evitar que todo se convierta en un enorme desierto sin vida.  Así, un pequeño y valiente Pez es el encargado de llevar el mensaje de Condoy para intentar salvar la laguna de Luguiaga.

La Compañía Tierra Independiente como inicio de la celebración por su XV aniversario en 2019, se propone llevar a escena la pieza interdisciplinar Leyenda para el Tule, para difundir la importancia del cuidado del agua y el respeto a la naturaleza, motivados por el reencuentro con nuestra identidad cultural a través de símbolos y leyendas, evocados como esencia de nuestras raíces, bajo la dirección artística de Helmar Álvarez, producida con el Programa México en Escena del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes,  con la dirección general de Paulina Álvarez y basada en el cuento original de la escritora y periodista oaxaqueña Patricia Álvarez publicado por primera vez en 1995 e impreso como Perio-libro por el Periódico El Sur.

DANZA LOS CUERUDOS

Villa Hidalgo Yalalag, Oax.

 Es una danza tradicional de villa Hidalgo Yalálag, el vestuario consta de un conjunto de ropa de manta tradicional de Yalálag, capulina, sombrero de bejuco, huaraches elaborados en Yalálag y máscaras de madera, consta de 8 elementos quienes ejecutan 8 sones separados por un registro.

DANZA DEL JAGUAR

Zacatepec Mixe, Oax.

 

La Danza de los Tigres es una escenificación que forma parte del patrimonio cultural de la comunidad de Santiago Zacatepec. Cuyo objeto es realizar una reinterpretación por medio de una danza de la manifestación de los nahuales tigres en el paraje llamado “Mëj Taja’am” durante 40 días y 40 noches durante el mes de noviembre-diciembre, cuyo objeto es para que en el pueblo haya abundancia de cosecha, comida y bienestar físico y espiritual de la comunidad durante todo el año.

 

Categories: Cultura

Leave a Reply


 php shell indir ağrı escortdhi hair transplant turkey gastric balloon turkey dental implants turkey liposuction in turkey kırşehir escortbreast augmentation in turkey