FORMAR OPINION,MAS QUE INFORMAR

*   Con orgullo pertenece a la policía vial municipal de la capital, es paramédico y ahora licenciado en Derecho.
*   “No hay mejor pago y satisfacción, que escuchar gracias de la persona a quien has auxiliado”.
Tan solo se escucha en clave, 89 en  64 a través de la frecuencia del sistema de radio control de la policía  vial municipal, y el cilindraje de la motopatrulla renelli de manufactura italiana aumenta, mientras el ulular de la sirena alerta a los automovilistas para abrirle paso en las estrechas calles de la capital oaxaqueña, se requiere auxilio inmediato.
El primero en accionar es “Ciclón”, clave de identidad del comandante Fidel Vásquez Vargas, conocido entre la tropa policial como “Piolín”, quien a lo largo de 20 años en la corporación, le ha permitido que en los últimos seis, se haya especializado para actuar como paramédico y brindar los primeros auxilios a quien lo requiere en tanto  arriba el apoyo de trasladado terrestre para algún  hospital en caso de requerirse. .
“No ha sido fácil, reconoce, pero es gratificante como servidor público y como persona, cuando alguien a quien le has prestado los primeros auxilios te da las gracias”.
Recuerda entonces que, hace dos semanas en la calle de Galeana, durante una calenda que realizaron jóvenes, les estalló la pirotecnia, dos de ellos estaban heridos al incrustárseles en las piernas restos de carrizo,
Tras atenderlos, le manifestaron “Gracias oficial por ayudarnos”, ese es el mejor pago que puede darte una persona.
De partos, caídos, atropellados, prensados han sido los servicios que hemos prestado; nuestra corporación es noble, leal y con valores,  estamos capacitados para prestar la ayuda a la ciudadanía en el momento que se requiera,  son instrucciones de nuestro edil Oswaldo García.
Mientras muestra su mochila obsequiada por comerciantes de la Central de Abasto,  donde lleva instrumental médico, gasas, vendas, y lo indispensable para atender en primeros auxilios, el comandante Fidel Vásquez Vargas ” Ciclón”,  deja escapar sus recuerdos.
Narra entonces cuando en  1997, a sus 18 años de edad, se enlista en el agrupamiento de motopatrullas de la policía municipal dirigido entonces por el capitán Arias.
Tras aprobar el curso básico inicia su trabajo como agente vial, ganando 900 pesos,
pero la impotencia de llegar a un lugar en donde hay una persona herida y no poder hacer nada, me motivó a capacitarme como técnico en urgencias médicas.
En total llevo cinco cursos en los últimos seis años, entre ellos un curso de enfermería impartido por la Universidad de Puebla, dice el comandante conocido también como Piolín.
Con satisfacción agrega: También seguí con mis estudios y en marzo pasado recibí mi  carta de pasante como licenciado en Derecho”.
Afirma “ser policía es una carrera, debemos profesionalizarnos”, dejemos en el pasado cuando se decía, “Eres policía, ha y te miraban hasta feo”. La profesión de policía es un orgullo, la retribución te la dan tus hijos cuando sabes que serán hombres de bien, ya que les has inculcado valores.
Por ejemplo, “mi hijo el mayor en enero pasado ingresó a las fuerzas armadas, como persona y como policía, me siento orgulloso, que va a servir a la sociedad”.
“Sabemos que en muchas ocasiones, personas que cometen alguna infracción a la ley, nos acusan, señalan y humillan, pero son más las personas que te dan las gracias cuando les brindas ayuda.
La ayuda que brindamos, para nosotros es una obligación y que hacemos con gusto, nuestra jornada laboral es difícil, -argumenta ciclón-, salimos de casa a las 6 de la mañana, dejamos a nuestros hijos, en ocasiones aun no despiertan, cuando lo hacen ya ni nos ven.
Nosotros vemos en las escuelas donde controlamos el tráfico vehicular cuando ingresan otros niños a clases, esto es un sacrificio que hacemos como padres de familia que somos, pero lo hacemos con gusto, es nuestro trabajo y nuestra responsabilidad.
Debemos de trabajar todos juntos autoridades, policías a través de la profesionalización y ciudadanía para ir forjando a través del respeto y el cumplimiento de la ley una mejor sociedad y un mejor Oaxaca.
Así el comandante Ciclón, quien ha empezado la preparación de su tesis y posterior presentación de su examen profesional como licenciado en Derecho, le dice a su familia, “No es fácil llegar, se necesita ahínco, lucha y deseo, pero sobre todo apoyo como el que he recibido de ustedes durante este tiempo, ahora más que nunca se acredita mi  cariño, admiración y respeto”.
Gracias por lo que hemos logrado.
Categories: Municipio

Leave a Reply


escort bursa