A las Organizaciones Sociales, Políticas y Revolucionarias.
A las defensoras y defensores de los Derechos Humanos.
Al pueblo de Oaxaca, México y el Mundo.
Durante los últimos años hemos exigido y señalado la falta de interés, y complicidad del Gobierno del Estado de Oaxaca y la Fiscalía General Justicia del Estado de Oaxaca, que a través de su silencio, investigaciones simuladas, desatenciones y protección a delincuentes hacen posible que se siembre el terror por medio de desapariciones,
encarcelamientos, asesinatos y feminicidios de dirigentes magisteriales y sociales, casos que en su gran mayoría quedan impunes y que son mecanismos para callar las voces de quienes exigen y reclaman dignidad para nuestros pueblos y comunidades sumergidos en la pobreza.
Es inadmisible percatarse que quienes nos gobiernan no tienen interés por los asuntos que tengan que ver con la justicia, crímenes de lesa humanidad cometidos en agravio del pueblo de Oaxaca, es triste y lamentable ver que la fiscalía de delitos de alto impacto encargada de dar seguimiento a este tipo de crímenes en la actualidad haya sido desmantelada, que de tener un fiscal, un agente del ministerio público, policías investigadores, hoy no queda nada, reafirmando así el nulo interés de dar seguimiento real a temas de justicia, como el caso de nuestro compañero Heriberto Pazos Ortiz.
Antecedentes.
El 23 de octubre del 2010 un grupo de sicarios al servicio del estado bajo el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, cumplieron la orden de ejecutar a un dirigente campesino, ese dirigente era nuestro maestro Heriberto Pazos Ortiz, fundador del MULT-PUP, organización y partido político, desde el primer momento a su ejecución y por el modus operandi de los sicarios y la complicidad de las diferentes corporaciones policiacas, señalamos que la noche anterior al asesinato de muestro compañero y dirigente, la policía del Estado detuvo a un grupo de sujetos armados a las afueras del domicilio de nuestro compañero, donde los policías recibieron la orden de mandos superiores de liberar a los sujetos armados, de igual forma; el día que se consumó el asesinato, las diferentes corporaciones policiacas recibieron la orden de permanecer alejados del área planeada para la ejecución, para todos indudablemente que fue un crimen de estado, planeado desde las altas esferas del poder, utilizando a enemigos del movimiento social y en medio de un conflicto interno de la región triqui, la procuraduría General de Justicia del Estado, encabezada por María de la Luz Candelaria Chiñas, fue la encargada de realizar las primeras investigaciones enfocando principalmente su investigación hacia compañeros de la dirigencia de la organización, así como allegados e incluso a familiares, hostigando y perdiendo el tiempo para dar con los responsables de este acto, sin embargo al cambio de gobierno que encabezó Gabino Cué Monteagudo, creó una fiscalía especializada en delitos de alto impacto, en el cual el fiscal encargado de realizar las investigaciones dieron como resultado la detención de al menos siete implicados, algunos con antecedentes criminales graves, quedando pendiente
para ello una orden de aprehensión sin ejecutarse.
Cabe destacar que desde que se iniciaron las investigaciones, ha estado llena de irregularidades y situaciones bajo sospecha, como el caso de asesinatos en contra de personas que tenían información a cerca de la ejecución del crimen, y el sospechoso suicidio del único presencial, que impide tener acceso directo a los autores intelectuales y materiales del asesinato.
A escasos días de que nos concentremos compañeras y compañeros de las diferentes regiones del estado en la capital Oaxaqueña para exigir justica por el cobarde asesinato de Heriberto Pazos Ortiz, Magistrados
integrantes de la sala constitucional y cuarta sala penal del H. Tribunal superior de Justicia del Estado de Oaxaca, encabezados por el presidente magistrado Fernando Enrique Méndez Ortega, magistrada Gregoria Hortensia Castellanos Chávez y el Magistrado Luis Enrique Cordero Aguilar, modifican la sentencia del 28 de abril del 2018, dictada por el juez primero de lo penal del distrito judicial del centro Oaxaca, bajo el argumento “No se demostró plenamente la responsabilidad penal de los acusados Roberto Cárdenas Rosas y Rufino Juárez Hernández, en la comisión del delito de Homicidio Calificado, con las agravantes de premeditación y alevosía, en agravio de la persona que respondió a nombre de Heriberto Saúl Pazos Ortiz”. Por lo que los absuelven de dicha acusación que formulo en su contra el Agente del ministerio publico de dicho Ilícito, para ello ordenan de manera inmediata la liberación de estas dos personas.
Los magistrados precisan en su resolutivo la falta de capacidad de quienes integraron la averiguación previa y hasta en forma de burla exhiben en su resolución un texto donde recomiendan a la Fiscalía General Justicia del Estado “promueva la capacitación correspondiente al encargado de los investigación de los hechos delictivos”, que dieron origen al cobarde asesinato del nuestro compañero Heriberto Pazos.
Resulta agravante e indignante que a 9 años de este cobarde asesinato el TSJEO exhiba y deseche la investigación realizada desde un inicio por la FGJEO, y absuelva a
quienes participaron en ella, resulta difícil de concebir que con todos los elementos que soportaban la investigación y que a pesar de contar con los recursos materiales, humanos y económicos una institución como la FGJEO quede rebasada por la inoperatividad de sus funcionarios en no haber dado resultados, y que hasta el día de hoy no exista justicia en este y muchos otros casos.
Por tal razón:
1. Responsabilizamos a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca, su nula de capacidad y seriedad por solucionar este crimen, por tal razón exigimos se investigue a los fiscales que han estado al frente de esta investigación, si fue a propósito obviar algunas diligencias para encubrir a los verdaderos responsables de este artero crimen, puesto que es inadmisible que en una
institución como la fiscalía siga dominando la impunidad.
2. Responsabilizamos y señalamos a los Magistrados integrantes de la sala constitucional y cuarta sala penal del H. Tribunal superior de Justicia del Estado de Oaxaca, encabezados por el presidente magistrado Fernando Enrique Méndez Ortega, magistrada Gregoria Hortensia Castellanos Chávez y el Magistrado Luis Enrique Cordero Aguilar, por su sospechosa intervención en la incomprensible liberación de quienes son responsables de que este crimen se llevara a cabo.
3. Por ultimo, responsabilizamos al Fiscal General de Justicia del Estado de Oaxaca; Rubén
Vasconcelos Beltrán y al Gobernador del Estado de Oaxaca, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, por su falta de atención a los asuntos de justicia que se han suscitado en el estado.
Nadie por encima de la ley, un crimen de cualquiera que sea su índole no puede quedar impune, exigimos que el estado cumpla con su responsabilidad de impartir justicia.
¡¡¡Presentación con vida de los desaparecidos!!!!
¡¡¡Presos políticos libertad!!!
¡¡¡No mas feminicidios!!!
 ¡¡¡Justicia por el cobarde asesinato de nuestro dirigente Heriberto Pazos!!!
Fraternalmente
Organización social 23 de Octubre.

Por REMM

Deja un comentario