El Gobernador del Estado de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa emitió una serie de medidas, en las que destacan reducción de ciertas prestaciones laborales a trabajadores de confianza del Gobierno del Estado de Oaxaca.
Sin embargo a Murat Hinojosa se le olvidó ajustarse el cinturón en sus contrataciones que no son para nada necesarias en estos momentos en los que azota la contingencia de COVID-19 en el país y el estado de Oaxaca.
Conforme a la LPE-SA-SA-0002 03/2020, la Secretaría de Administración del Estado de Oaxaca, en plena contingencia solicitó la contratación del mantenimiento de los complejos de Ciudad Administrativa.
Según la apertura de propuestas Técnicas y Económicas la Secretaría de Administración del Estado de Oaxaca tendrá un menú para contratar, ya que las empresas participantes propusieron a esta Ejecutora, montos que van desde los 12000 millones de pesos hasta los 26 millones de pesos.
La incongruencia del Gobernador del Estado de Oaxaca, al apretarse el cinturón con el salario de los trabajadores de confianza, pero realizando contrataciones que no son de primera necesidad para enfrentar la pandemia, habla de un Gobernador “teatrero” que pretende llevarse los reflectores para poder llegar a la presidencia de la república. Sin embargo debe de cuidar a sus Secretarios que se andan despachando con la cuchara grande y pretenden utilizar estos casos de fuerza mayor, para pasar desapercibido y adjudicar contratos millonarios.
¿Y LA BASE?
Alejandro Murat Hinojosa, no quiso enfrentarse con la base “trabajadora”, los que menos hacen en el servicios público del estado de Oaxaca, tendrán vacaciones pagadas. Y es que el Gobierno del Estado de Oaxaca solicitó al Sindicato de Trabajadores de Oaxaca, unirse a la propuesta de reducirse el 10% de los salarios, sin embargo fueron rechazados por los lideres sindicales, lo que si es que aprovecharon y exigieron un aumento en sus prestaciones laborales en esta pandemia

Por REMM

Deja un comentario