ARENA POLITICA

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

MAESTROS Y DIPUTADOS, ANTE EL COVID- 19

Maestros y diputados oaxaqueños no se han solidarizado con la sociedad oaxaqueña en estos momentos de crisis, ante la pandemia del coronavirus- COVID- 19, ni siquiera se asoman en auxilio de sus representados, escolares, familias, padres y representantes de la comunidad escolar, precisamente cuando estos requieren del apoyo moral y económico para salvarse de las inclemencias del desastre de vida o muerte.

Tanto los maestros de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), como los diputados locales de la LXIV Legislatura del Estado de Oaxaca, brillan por su ausencia y, por tanto, no se sabe que están haciendo en auxilio de la sociedad, ante el padecimiento, que es una amenaza para la vida de los oaxaqueños.

El Secretario de la Sección 22 del Sindicato de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Eloy López Hernández, no ha dado la cara, ni siquiera ha hecho un pronunciamiento de apoyo económico o moral en favor de las familias oaxaqueñas, ciudadanos y padres de familia, que se están viendo acosados por el coronavirus COVID- 19.

Lo más aconsejable es que el gremio magisterial integrado por 85 mil trabajadores de la educación se desprendiera de uno, dos o tres días de sus salarios para la compra de medicamentos, equipos de protección a los médicos y enfermeras, así, como material de curación, cubre bocas, mascarillas, batas, guantes, gel anticontaminante, jeringas, alcohol y otros implementos quirúrgicos para combatir el contagio del COVID- 19.

Esto, en recompensa al gran apoyo que los padres de familia y la sociedad oaxaqueña han brindado a los maestros, que con frecuencia se van a los paros, muchas veces sin causa o por libertinaje político, además porque los maestros se han autonombrado luchadores sociales y se pronuncian en favor de mejores condiciones de vida para el pueblo oaxaqueño- y más a las familias de bajos

5ecursos económicos, por lo que ahora es el momento de darle a la gente más necesitada, cuando menos una despensa y los apoyos requeridos para menguar el hambre de las familias que no tienen de comer, ante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

En tanto los 42 diputados locales de la LXIV Legislatura del Estado de Oaxaca, tampoco se han solidarizado de corazón con la ciudadanía oaxaqueña en estos momentos críticos- y si lo hacen, es de dientes por fuera y con engaños, argumentando que se desprendieron de un mes de sus salarios para apoyar a las familias oaxaqueñas, sin embargo, ya lo veremos, porque no se ve claro- y todo parece un fraude, como lo hacen en las urnas electorales.

Los diputados solo se aparecen en tiempos electorales, es decir, cuando imploran el voto para llegar a la curul, de ahí, ya no se paran en las comunidades- y por supuesto que sus votantes se quedan en espera del cumplimiento de esas promesas que nunca se hacen realidad.

Los 42 diputados de la LXIV Legislatura del Estado de Oaxaca son más ladinos, al haber pronunciado a través de sus dirigentes parlamentarios que se desprendieron de un mes de salarios para apoyar al sector salud en la compra de medicamentos, material de curación, equipos de protección al personal médico y paramédico de los hospitales y centros de salud en la entidad oaxaqueña.

Según el representante de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados (JUCOPO), Horacio Sosa Villavicencio (MORENA), dijo que la cooperación voluntaria de los representantes populares fue de un millón 764 mil pesos, según un convenio que hicieron con la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública para el Hospital “Aurelio Valdivieso de esta capital y el Hospital de la Niñez Oaxaqueña.

Supuestamente cada diputado aportó 42 mil pesos, que es su salario mensual, aunque se duda, que así fue, porque difícilmente se desprenden de este dinero, por lo que se presume que se trata de un engaño más a los ciudadanos y a la sociedad, ya que tienen otros ingresos, como lo que reciben para gestión social de sus comunidades que representan, que es del orden de 115 mil pesos mensuales, precisamente para apoyar a sus representados, que les dieron en voto, así, también, otros 100 mil pesos para el pago de asesores,

20 mil para publicidad y 20 mil por integrar alguna comisión sin, embargo, nunca rinden cuentas, argumentando que son autónomos. “Atole con el dedo para sus electores”.

Como siempre, los diputados del PRI, PAN, PRD y MORENA aprovechan la crisis de la pandemia para hacer proselitismo político con miras a reelegirse, buscar una diputación federal o una presidencia municipal, por lo que están sacando raja del virus.

Así, algunos diputados, como, Cesar Morales Niño del Partido del Trabajo (PT) Aleida Serrano y Gustavo Díaz (PRI), entre los más protagonistas y demagogos, andan repartiendo pequeñas despensas en sus comunidades, luciendo su nombre y hasta sus fotografías en las bolsas de víveres.

Esta bien el pueblo que reciba lo que los diputados les den, pero ya no voten por ellos, nunca, jamás.

¿Y los seudoperiodistas en donde están que no denuncian dichas irregularidades? Solo reciben su challotito de 200 pesos, ¡qué lástima!

carloscastellanos52@hotmail.com

Por REMM

Deja un comentario