ARENA POLITICA

Mario CASTELLANOS ALCAZAR 

EL COVID- 19, UNA LUCHA SIN CUARTEL 

          En la medida que pasan los días, la situación se agrava en Oaxaca y a nivel nacional, respecto a los casos del coronavirus- COVID- 19, manifestándose un clima de tensión, angustia y ambivalente cambio de estado emocional en la población. 

          El estado de ánimo se manifiesta con una serie de protestas, manifestaciones en las calles, hospitales, centros de salud y en cualquier parte de la República Mexicana en contra de las autoridades municipales, gobiernos estatales y gobierno federal, lo que por cierto se está convirtiendo en una sicosis que termina en actos de violencia. 

       Muchas veces se violan los derechos humanos de la ciudadanía y de la población en general, porque en Oaxaca y en otras entidades se están tomando medidas restrictivas en contra de la ciudadanía, debido a que se cierran los accesos a las comunidades para no permitir la entrada de extraños y de los mismos habitantes del lugar con la finalidad de implantar el aislamiento para evitar el contagio de la pandemia. 

        Por decir, en Oaxaca, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa puso en marcha una serie de medidas restrictivas que se tienen que cumplir al pie de la letra por parte de la ciudadanía y habitantes de las poblaciones, no solo en la ciudad capital, sino en las comunidades rurales, por lo que está haciendo uso de los cuerpos policiacos y de la misma Guardia Nacional para no permitir a nadie que transite en el primer cuadro de la capital del Estado y demás municipios con la intervención de las autoridades municipales. 

         También para cerrar bares, restaurantes, parques, centros recreativos y miles de negocios que no sean necesarios, más que los indispensables, como son hospitales, farmacias, bancos y para comprar alimentos, menos, no, hay esa libertad de andar en las calles, porque, lo más cañón, es qué, a los que se sorprenda que no cumplen con estas medidas serán arrestados por 36 horas, 

        La finalidad es que todos se queden en casa guardando la cuarentena, pero esta ya está rebasada porque se van alargando los tiempos, que hay que estar encerrados- y por cierto, que todo depende del avance o reducción de los contagios, que al parecer van en ascenso desproporcionado, de menos a más, sin contar con la infraestructura hospitalaria necesaria, ni los medicamentos, ni equipos médicos, ni camas, ni en personal especializado. 

        Solo en Oaxaca, los casos ya son alarmantes con la suma de 15 nuevos casos comprobados del coronavirus y 2 decesos más en las últimas 24 horas, que pasaron de 89 a 104 casos confirmados y de 11 a 13 defunciones, sin embargo, de un momento a otro, estas cifras se incrementan en un gran porcentaje, por lo que la única medida es quedarse en casa para evitar mayores contagios. 

 Ahora, no hay poder humano que detenga a esta pandemia que amenaza con causar graves daños a la economía, al grado de llegar a una recesión económica imparable para el desarrollo nacional e internacional. 

           En México la situación no es tan fácil, pero tampoco imposible, si es que este caso no se sigue politizado como hasta ahora, por lo que es urgente una tregua a la lucha del poder por parte de los conservadores, fifís y reaccionarios, que achacan se todos los males al gobierno federal por el hecho que este rompió con el capitalismo de la casta neoliberal, que dejaron al país en un desastre. 

         Por supuesto que no es tan fácil en nuestro México , en donde todo se politiza, ni siquiera en este caso de dolor humano, por tratarse de algo sobrenatural, no hay piedad, ni consideración para imponer la unidad de los mexicanos sobre los asuntos políticos o de intereses de grupo, ya que cada quien trata de sacar ventaja de la pandemia, hasta tratar se hacer renunciar al gobierno de la Cuarta Transformación. 

              Se ve que el poder político y económico es el poder y por ese poder, no importa el interés de un país, en este caso, la salud de los mexicanos. En consecuencia, todos les tiran a todos, Es una lucha sin cuartel. El presidente Obrador le tira a los conservadores y estos al Ejecutivo, sin miramiento, hasta polarizar esta situación que se está convirtiendo en un infierno, sin embargo, en estos casos es cuestión de unidad, solidaridad y reciprocidad porque la pandemia no la trajo el gobierno, ni es cuestión, solo de nuestro país, es mundial y requiere del apoyo de todos los mexicanos, sino es así, que el pueblo se los reproche, pero no está el tiempo para bollos. 

        carloscastellanos52@hotmail.com

 

Por REMM

Deja un comentario