ARENA POLITICA

Mario CASTELLANOS ALCAZAR 

  ¡HELIODORO YA CAYO, YA CAYO! 

                    ¡Ya cayó, ya cayó, Heliodoro ya cayó!, fue el clamor de los oaxaqueños, luego que la Secretaría de Gobernación dio por hecho el nombramiento del representante del despacho de esta Secretaría en el Estado de Oaxaca, que por cierto solo duró un par de horas porque todo se vino abajo ante las denuncias y rechazo de los sectores de la población oaxaqueña. En su lugar quedó Jesús Romero López (MORENA) 

               La Secretaria de Gobernación del Gobierno Federal, Olga Sánchez Cordero se vio recriminada por organizaciones sociales y políticas oaxaqueñas, por dicho nombramiento, que cayó como un balde de agua fría, porque a decir, Heliodoro Díaz Escárraga(PRI), no tiene calidad moral y por supuesto, está en la misma guillotina, que el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, por los agravios que estos cometieron en contra del magisterio oaxaqueño y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en el año 2006. 

           Es que el martes 28 de abril del presente año se dio la noticia, que Díaz Escárraga, político oaxaqueño, de cepa priista, había sido nombrado a propuesta del ex gobernador de esta entidad, José Murar Casab, abalado por el actual gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, para complementar su equipo de trabajo y asimismo fortalecer a la administración pública. 

        Dicho nombramiento causó en Oaxaca un pandemónium que llegó a movilizar a los diputados locales y federales oaxaqueños, que en su totalidad son morenistas y, por tanto, no permitirían que este nombramiento cayera en manos de un priista que tiene negros antecedentes por reprimir a las organizaciones sociales y políticas, que se manifestaron en el año 2006, siendo Secretario General del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz. 

           En efecto Díaz Escárraga fue nombrado como Secretario General por el mismo gobernador de entonces, Ulises Ruiz Ortiz, el 10 de julio del 2006 cuando el movimiento democrático del magisterio oaxaqueño estaba en su apogeo, luego de que los maestros de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y organizaciones integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) habían sido desalojados violentamente el 14 de junio del año 2006 con la fuerza policiaca del Estado, del zócalo de la capital oaxaqueño tras un paro y plantón en demanda de sus derechos sindicales, laborales y salariales. 

         Por tanto, en esta ocasión, del nuevo nombramiento de Díaz Escárraga, la fracción parlamentaria de MORENA de la Cámara de Diputados local y federal estallaron en contra de la decisión de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a quien hicieron llegar un punto de acuerdo en donde se le da un ultimátum para revocar dicha asignación y asimismo la bancada de los diputados federales de este mismo partido se pronunciaron en un desplegado con la misma demanda en términos de dura protesta. 

         Así, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXIV Legislatura de Oaxaca, Horacio Sosa Villavicencio (MORENA) de inmediato convocó a su bancada, integrada por 26 diputados, más sus aliados del Partido del Trabajo para frenar la asignación de Díaz Escárraga. 

           Mucho tuvo que ver, que Horacio es hermano de Flavio Sosa Villavicencio, quien fue la cabeza visible de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, que en el año 2006 pidieron la destitución del entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz (PRI), por la represión que ejerció en contra de la lucha social del magisterio y organizaciones sociales y políticas. 

          Incluso, Flavio fue aprehendido en la capital del país como responsable de la incitación provocada por la APPO en Oaxaca, lo que impulso al entonces gobernador Ulises, junto con su Secretario de Gobierno, Díaz Escárraga a tomar las medidas más represivas en contra de los manifestantes con un saldo de más de 20 asesinatos, desaparecidos y torturados, cuyas víctimas fueron maestros y civiles. La represión se prolongó por el resto del año 2006. 

      El mismo senador morenista, Salomón Jara Cruz, ha denunciado dichos atropellos que quedaron impunes y al igual, que esta vez, se pronunció en contra del nombramiento de Escárraga, incluso es el autor de las protestas de los diputados locales y federales para echar abajo el nombramiento emitido por la Secretaría de Gobernación. 

       carloscastellanos52@hotmail.com 

Por REMM

Deja un comentario