·       En Oaxaca, la mayoría de muertes violentas de mujeres no se investigan como feminicidios

·       Urge generar datos confiables y exhaustivos para avanzar hacia la erradicación del feminicidio

Oaxaca de Juárez a 14 de junio del 2021. Mediante presentación virtual, Yesica Sánchez Maya y Soledad Jarquín Edgar presentaron un informe elaborado por Consorcio Oaxaca dirigido a la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre Violencia contra las mujeres, sus causas y sus consecuencias, Dubravka Šimonović quien, en septiembre próximo, presentará ante la Asamblea General de la ONU, su análisis de la situación del feminicidio en el mundo

En su intervención, Sánchez Maya, integrante del equipo directivo de Consorcio Oaxaca explicó que este informe se basa en datos específicos que la organización ha sistematizado, mediante su Plataforma de Violencia Feminicida, así como a partir de investigación y de su labor de acompañamiento a víctimas de violencia feminicida.

“Su objetivo es visibilizar estructuralmente una serie de situaciones y por otro lado se basa en la experiencia acumulada a partir del acompañamiento a casos concretos, como en el caso de María del Sol, víctima de feminicidio hace tres años y cuyo caso permanece en la impunidad. Parte de la narrativa del informe se basa entonces en esta experiencia del trabajo cotidiano que se hace”, señaló.  

La defensora de derechos humanos, recordó que, durante el último año, Consorcio Oaxaca ha presentado diversos informes sobre violencia contra las mujeres en Oaxaca ante las Naciones Unidas. El primero sobre Violencia contra las mujeres y COVID, después un aporte específico evaluando el cumplimiento de las recomendaciones del Comité CEDAW en materia de feminicidio, desaparición y alerta de violencia de género, y este sería el tercer informe.

Uno de hallazgos que Sánchez Maya presentó es que a pesar de ser previstos por la Ley, en Oaxaca no existen mecanismos oficiales que permitan contar con datos sistematizados y comparables sobre feminicidio. En este sentido precisó que el Banco Estatal de Datos e Información Sobre Casos de Violencia Contra las Mujeres, todavía no se encuentra funcionando y los datos sobre Oaxaca en el BANAVIM son sumamente limitados.

Por otro lado, señaló que uno de los principales problemas que enfrentan las mujeres en situación de violencia es la negación de órdenes de protección por parte de la Fiscalía, quien argumenta que podrían “alertar a los agresores”.

“En 2020, se solicitaron órdenes de protección en 17 casos acompañados por Consorcio Oaxaca, de las cuales 7 fueron negadas. Otro  problema es el de la vigencia de las órdenes de protección que se dictan por un periodo limitado, cuando, conforme al marco legal, deberían estar vigentes durante todo el periodo de riesgo”, señaló.

Sánchez Maya, presentó también el comparativo entre el número de feminicidios registrados por la Fiscalía del Estado de Oaxaca con el registro de la sociedad civil, destacando que la Fiscalía tiene un registro mucho menor de feminicidios. Consideró que ello se debe a la calificación masiva de las muertes violentas de mujeres como homicidios y no como feminicidios, incumpliendo en este sentido la obligación de investigar como feminicidio toda muerte violenta de mujer.

Resaltó finalmente algunas de las recomendaciones prioritarias que se plantean en el informe en relación a garantizar datos accesibles, desglosados y completos sobre feminicidio, incluyendo entre otros, cifras sobre, órdenes de aprehensión ejecutadas, personas privadas de la libertad y sentencias obtenidas; señaló asimismo la urgencia de generar datos precisos sobre órdenes de protección. Destacó por otro lado la importancia de nombrar titular de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas y dotarla de presupuesto, así como priorizar la atención a huérfanas y huérfanos del feminicidio quienes no están siendo atendidos por el Gobierno del Estado.

“Queremos llamar la atención al Gobierno del Estado para que se puedan colocar estas recomendaciones en las mesas de trabajo, es muy preocupante que ya vamos a cumplir tres años de la alerta de genero y parece que lo único que se hizo fue aceptarla”, dijo.

Por su parte, Soledad Jarquín Edgar, periodista feminista y madre de María del Sol quien ha sido víctima de feminicidio, saludó el informe y destacó que frente al ocultamiento de información por parte de los gobiernos; la sociedad civil es quien abre las puertas para ver lo que sucede en relación a la búsqueda de la justicia en los casos de violencia feminicida.

“Este informe ha dejado claro que los gobiernos no nos quieren dar información. Consorcio Oaxaca nos permite conocer datos precisos, nos muestra que las armas de fuego son las que más se utilizan para ultimar a las mujeres, nos da detalles de edades de las víctimas, y de las regiones en las que más se cometen. Estos datos no nos lo dan generalmente quién está al frente de las instituciones, esta es la trascendencia de este informe, nos da estos datos precisos y concretos”. expresó Jarquín Edgar.  

Un dato del informe que analizó la periodista y consideró particularmente grave se relaciona con acceso a la justicia. A partir del estudio de datos presentados en el informe, resaltó el porcentaje sumamente bajo de muertes violentas de mujeres que se investigan como feminicidio correspondiendo al 10.5% en el 2018, 9.6% en el 2019 y 13% de enero a julio 2020. Enfatizó el número aún más bajo de casos en los que se llevan a presuntos responsables antes la justicia, pues la Fiscalía reportó únicamente 5 ordenes de aprehensión ejecutadas en 2018 por feminicidio, 2 en 2019 y 4 de enero a julio 2020.

“Este porcentaje que saqué a partir de las investigaciones de Consorcio Oaxaca, nos habla del abismo en el que nos dejan las autoridades, al no hacer su tarea, no cumplir, no investigar, no prevenir”, sentenció.

La periodista, concluyó su intervención, enfatizando la importancia de las recomendaciones que Consorcio Oaxaca plantea para garantizar el acceso a la justicia para las mujeres en Oaxaca.

“Todo esto que dejan de hacer las instituciones se traduce en acciones de impunidad, nosotras llevamos tres años exigiendo el acceso a la justicia para María de Sol, y las recomendaciones que hace Consorcio Oaxaca, son emblemáticas de lo que hemos vivido, de todo lo que no se ha hecho, de todo lo que no ha cumplido el Estado”, finalizó Jarquín Edgar.

Deja un comentario